31. Sobre ‘1,8 mil millones’

Siempre que va precedida o seguida de otro cardinal, la palabra mil funciona no como sustantivo, sino como parte integrante de un cardinal compuesto –como el que forman, por ejemplo, las palabras cuarenta y cinco–. Puede ello observarse en el hecho de que no adopta la forma miles en frases como Había 300 000 personas (no se dice Había trescientos miles personas). Esa es la razón por la que no es correcto escribir una palabra con cifras y la otra con letras –como no lo es escribir 40 y cinco– ni, por tanto, 1,8 mil millones (debe escribirse 1 800 millones, mil ochocientos millones o 1 800 000 000).

18-mil-millones

Esa es también, a mi juicio, la razón por la que no debe apocoparse la forma una (exenta o no) cuando, seguida de la palabra mil, se refiere a un sustantivo femenino: de acuerdo con lo anterior, en esos casos palabras como veintiuna, cuarenta y una, etcétera, no califican propiamente a mil (pues recordemos que esta no ejerce como sustantivo), sino al sustantivo siguiente. De ahí que considere –aun en contra del parecer de muchos lingüistas–¹ más correcto decir veintiuna mil personas o cuarenta y una mil personas que veintiún mil personas o cuarenta y un mil personas.
____________________
¹ Véase, por ejemplo, OOEA, § 8.1.1.2.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

30. Sobre ‘Mar Menor’ y ‘Mar Muerto’

El sustantivo mar no forma parte del Mar Menornombre propio de los mares, por lo que se escribe en minúscula cuando se alude a dichos accidentes geográficos: mar Mediterráneo, mar Índico, mar Báltico. De ello puede deducirse, aunque indirectamente, que deba ir con mayúscula cuando se escribe Mar Menor y Mar Muerto (México),¹ pues estas denominaciones no se refieren a dos mares, sino a dos albuferas, y en consecuencia constituyen nombres propios.

Paradojas de la ortografía.
____________________
¹ Por lo que atañe al mar Muerto, situado en Oriente Próximo, si bien se trata en rigor de un lago, técnicamente se considera válido denominarlo mar (y escribir por tanto mar Muerto al mencionarlo), dada su gran extensión.

Publicado en Ortografía | Etiquetado , | Deja un comentario

29. Sobre ‘en cuanto que’

'en cuanto que' por 'en cuanto'
El uso de en cuanto que como equivalente de tan pronto como (o construcciones similares) no es propio de un texto cuidado. Mejor, omítase el que: En cuanto los países recuperaran su moneda, la cotización del marco alemán subiría y la del franco francés caería.

Publicado en Gramática | Etiquetado , | Deja un comentario

28. Sobre ‘la Meca’

la Meca
El artículo que acompaña al nombre de esta ciudad de Arabia Saudí forma parte de dicho topónimo, por lo que debe escribirse con mayúscula¹ (y no omitirse nunca): Cada año, cerca de tres millones de peregrinos se dirigen a La Meca.
____________________
¹ Así lo prescriben DPD, Moliner, DUDEA y Seco.

Publicado en Ortografía | Etiquetado , | 7 comentarios

27. Sobre ‘no’ como sustantivo

el 'no' de los griegos

La palabra no puede funcionar como sustantivo −con el significado de «Negativa a una petición o a una pregunta» (Moliner)−, razón por la cual no es necesario destacarla con comillas o cursiva en frases como la de la imagen.

Publicado en Ortotipografía | Etiquetado , | Deja un comentario

Maquetación: calendarios del 2015

Si desea ver con detalle estos y otros trabajos, haga clic en cualquiera de las dos imágenes.

Muestra cal. Sabina 2015Muestra cal. Jacinto 2015

 

Publicado en Maquetación | Deja un comentario

26. Sobre ‘apóstol’

El apóstol

Es cierto que apóstol, por ser nombre común, se escribe en minúscula generalmente. Pero esta regla tiene, como tantas otras, sus excepciones, y una de ellas es el caso ante el que nos encontramos. Pues, si bien el DRAE¹ registra como apóstol por antonomasia no más que a san Pablo, dice Martínez de Sousa² que en España, «por excepción», se tiene por tal a Santiago, lo que obliga a uno, por tanto, a escribir Apóstol cuando en dicho país se refiere al que «abrazan» en la imagen. Ahora bien, esa mayúscula –apostilla el ortógrafo– ha de aplicarse solo cuando la palabra no va acompañada del nombre propio, razón por la cual se escribirá el Apóstol (o también el Apóstol de las gentes o de los gentiles, para referirse a san Pablo), pero el apóstol san Pablo y el apóstol Santiago.
____________________
¹ S. v. apóstol, § 3.
² DUMM, s. v. apóstol, § 2.

Publicado en Ortografía | Etiquetado , | Deja un comentario